Como gatero, no me cabe duda de que te habrán pasado estas 3 cosas.

  1. Lavarte la cara por la mañana y que al secarte con la toalla, se te llenen los ojos del pelo de tu gato.
  2. Ir a secarte las manos con un trapo de cocina y acabar con ellas llenas de pelo.
  3. Terminar de aspirar y fregar toda la casa y que en 5 minutos empiecen a circular bolas de pelo como si fueran matojos de películas del oeste.

Controlar la cantidad de pelo de tu gato deja en su entorno, es decir en casa, puede llegar a parecer imposible. Especialmente cuando entramos en época de muda, es decir, en ciudades como Madrid, de mayo a octubre…. que es prácticamente la mitad del año.

Aunque no nos engañemos, el gato, al igual que nosotros, pierde pelo todo el año, solo que en época de muda, mucho más.

En este post te voy a contar las 10 técnicas más efectivas, probadas por mi personalmente, para que el pelo de tu gato, esté solo pegado a su cuerpo y no cubriendo toda la casa.

 

// Si no quieres leer, puedes escuchar el audio

AudioBip la comunidad para los podcasters.

 

1# Eliminar la mayor cantidad posible de pelo muerto en el gato

Al igual que cuando te pasas la mano por la cabeza, no debería caer ningún cabello o pocos, en tu gato ocurre lo mismo.

Todo ese pelo muerto, que te llevas con la mano solo de acariciarlo, no debería estar en el gato. Eso siempre es síntoma de que necesita más cepillado.

Todos los gatos necesitan ser cepillados a menudo por dos motivos de peso:

  1. Cuanto menos pelo muerto tenga sobre su cuerpo, menos tragara al acicalarse y menos vomitará bolas de pelo.
  2. Cuanto menos pelo deje por la casa, menos limpias.

Seguro que estarás pensando ¿vas a hablar del famoso furminator? pues ese tipo de cepillo, se lleva el pelo muerto y el no muerto, por tanto si lo que quieres es eliminar pelo de tu gato, desde luego es una buena opción, de la que ya te hablaré largo y tendido en otro post. Pero si lo que quieres es eliminar sólo el pelo muerto y mantener perfecto el resto, te recomiendo mejor otras opciones.

Dependiendo del tipo de pelo de tu gato, ya sea corto o largo o de su textura, fina o dura, te funcionarán mejor unos cepillos que otros.

Tienes cientos de ofertas en el mercado, pero ante la duda te recomiendo probar a comprar unos kits para higiene felina, donde se incluyen los artículos más básicos que deberías tener.

Además vienen en un práctico envase protector, de forma que queda guardado todo junto y a la vez sirve como cubo de basura momentáneo mientras cepillas a tu gato.

En el kit para pelo corto, se incluye:

  • Un peine fino, que elimina el pelo suelto y previene los nudos, al llegar con facilidad a la base del pelo.
  • Una carda de metal, que elimina la caspa y desenreda los nudos.
  • Una carda de nylon, que desenreda suavemente y alisa el pelo.
  • Un cepillo de goma, que elimina el pelo suelto.
  • Un corta uñas especial para gatos.

En el kit para pelo largo, se incluye:

  • Un peine con púas giratorias, que desenreda la capa superior e inferior del pelaje sin tirar del pelo ni dañar la piel.
  • Una carda de metal, que elimina enredos y residuos en la piel y el pelo.
  • Un corta nudos, para los enredos y nudos que están apretados y no puedes deshacerse.
  • Un cepillo con cerdas de metal y puntas redondeadas, que airea el pelo y lo deja pomposo y desenredado.
  • Un cortauñas especial para gatos.

 

 

Si eres constante en las sesiones de grooming, sin duda solo con eso notarás una buena disminución de pelo en el ambiente.

 

2# Utiliza sofás de polipiel

Como gatero, elegir el sofá más adecuado teniendo gatos, es una tarea complicada.

En muchas ocasiones, el sofá termina con fundas o con colchas por encima, de forma que se pueden ir cambiando y lavando.

En base a mi experiencia, después de haber tirado a la basura más de 4 sofás, te recomiendo encarecidamente los de polipiel.

Aunque tu gato pueda pinchar accidentalmente el sofá, al jugar sobre o que lo utilice directamente para afilarse las uñas. Siempre va a ser mejor solución que cualquiera de cualquier otra tela.

La polipiel, es decir, piel sintética, tiene muchas características que lo hacen ideales para la vida con gatos.

  • La primera desde luego que el pelo no se adhiere, por tanto podremos tumbarnos sin riesgo a quedarnos con la espalda llena de pelos.
  • La segunda su fácil limpieza, ya que al ser imitación, y no piel, podemos limpiarla con productos más agresivos. Si se tratara de un sofá de piel auténtica, tendríamos que tener mucho más cuidado con el.
  • La tercera es que, si total vas a terminar poniendo fundas, al ser la polipiel lavable, si tu gato hace, pis o vomita, no calará con tanta facilidad a la espuma que lleva por dentro. Cosa que con uno de cualquier otra tela, te aseguro que termina calando, por mucha colcha que pongas por encima.

 

Mi recomendación es que compres un sofá de polipiel que se desenfunde por completo a un fabricante de sofás.

Una de las tiendas más famosas entre gateros para comprar sofás es, www.ventadecolchones.com ya que al ser fabricantes, puedes pedir on line la parte dañada, si tu gato se ha afilado las uñas en alguna zona concreta y no es necesario tirar el sofá entero.

O directamente si quieres cambiar toda la funda por otro modelo o tipo de tela, lo encargas por internet, te llega a casa y sofá nuevo fácil y rápido.

Dispone de muchos modelos de sofás y de tipos de telas y colores, así que seguro que habrá alguno que te guste.

Fabricante de sofás on line

 

3# Telas anti pelos

Hay varios tipos de telas que repelen el pelo, pero las más famosas en España son las que comercializa Twenty Cast.

Disponen de diversos artículos con esa tela anti pelos, cunas para gatos, fundas de sofás, y su artículo estrella que es la ropa de cama.

Yo personalmente tengo varias fundas nórdicas con esa tela, desde hace más de 6 años, están como nuevas, y no pierden para nada sus propiedades con los lavados o el tiempo.

El pelo no se queda enganchado a esta tela, es como si fuera la superficie de una mesa, por tanto si tu gato deja pelo encima, la sacudes y listo, ni un sólo pelo en la cama.

Twentycats telas anti pelos

 

4# Esponja

Para quitar los pelos de la ropa, mientras se lava en la lavadora, un viejo truco es meter una esponja, que durante el lavado hará que gran cantidad de pelos se queden enganchados en ella.

Lo habrás comprobado también cuando te duchas, como tus propios pelos quedan enganchados en la esponja, pues en la lavadora igual.

Eso sí, esponja tiene que ser sintética, vamos las de toda la vida, de poliuretano y poliéster. Con las naturales no da buenos resultados.

 

5# Aspirador

Cuando barres, aunque sea con un cepillo de goma, gran parte de los pelos quedan flotando en el aire para posarse de nuevo otra vez. Esto solo se evita si el pelo es aspirado.

Hay tres tipos de aspiradores que puedes usar.

// Aspirador para el gato

Si has leído bien, aspirar directamente a tu gato.

Hay diferentes tipos de adaptadores que al añadir a tu aspirador, que aspiran su pelo mientras lo cepillas y también unos de mano especiales.

Esto tiene la gran ventaja de que conseguirás eliminar una gran cantidad de pelo rápidamente, sin que vuelva a flotar en el ambiente.

El gran inconveniente es que como a tu gato no le guste el ruido, cosa bastante probable, no vas a poder utilizar este sistema.

 

 

// Aspiradora escoba

Esto es una aspiradora pero con menos potencia de succión.

Si no tienes demasiados pelos en casa, o para mantenimiento ocasional, puede ser una buena opción, ya que son mucho más baratos que un aspirador como dios manda, y además bastante más cómodos.

La que yo uso como mantenimiento, es la AEG CX7 Flexibility Animal.

No tiene bolsa ni cable, y con una autonomía de más o menos 20 minutos, te da para dar una buena pasada a toda la casa.

Además tiene la opción de extraer un aspirador de mano de su estructura, con un cabezal ideal para aspirar los rascadores y los rincones a los que no puedas acceder de otra manera.

 

// Aspiradora

Una buena aspiradora, es sin duda, el mejor aliado del gatero.

Al igual que con la aspiradora escoba, lo ideal es que busques un modelo especial para animales, ya que dispondrá de accesorios específicos para la eliminación de pelo.

Uno de los más famosos es Dyson Animal pro.

Tienes diferentes modelos, tanto de trineo como sin cables.

Sobre las aspiradoras tipo roomba, yo al menos no las recomiendo para gatos.

Muchos gateros la tienen, pero no me gustan por 2 motivos.

  1. No me queda claro como afectaría a su funcionamiento el que aspirara un vómito de bola de pelo.
  2. En ocasiones hay gatos a los que les ha enganchado la cola accidentalmente, causándole lesiones.

Por tanto puede ser una buena opción, pero con mucho ojo.

 

Una aspiradora menos conocida, pero también usada por muchos gateros es la Kobold de Worerk, quizás te sonará porque es la marca de la famosa Termomix.

Este es el aspirador que uso actualmente, la Kobold VK 136, es una versión más antigua que la que aparece ahora en la web. Es sin duda, la mejor que he tenido jamás con diferencia.

Si te interesa una buena aspiradora de verdad, te dejo aquí el enlace.

Kobold de Worwerk

 

6# Secadora

Especialmente para las toallas, trapos de cocina y ropa de cama, una secadora es la solución ideal.

Gracias a que durante el secado todas las partículas quedan enganchadas a los filtros, la mayoría del pelo de tu gato quedará atrapado en esos filtros y se soltará de la ropa.

Si no quieres gastar mucha luz, puedes tender la ropa y cuando ya esté casi seca, pero aún ligeramente húmeda, la metes en la secadora 10 minutos y con eso suele salir la mayor parte del pelo.

Lo más importante es que busques una que tenga doble filtro, es decir, que no tenga solo el de la parte de abajo. Las de doble filtro, tienen el tambor ciego, ya que el filtro va precisamente ahí, por eso las del tambor de cristal directamente ni las miraría.

La mía es una Míele, pero cualquiera con doble filtro te hará ser un gatero feliz.

En estas fotos podrás ver todo el pelo que es capaz de sacar. Imagina si no tuviera secadora… es imposible separarlo de la tela tan fácilmente, ni con guante ni con ningún otro invento.

 

7# Alfombras lavables

Si te gustan las grandes alfombras, vas a necesitar un aspirador, de los muy buenos, y bastante tiempo para dedicarte a aspirar.

Pero si no te quieres complicar, lo mejor es no tener alfombras, o utilizar las que puedas lavar en la lavadora e incluso meter en la secadora.

Las mejores son las de las habitaciones infantiles, donde podrás encontrar muchos modelos lavables.

Básicamente suelen ser de algodón, tipo «jarapa», sintéticas tipo «alfombrilla de baño» o imitación a pelo.

Puedes encontrarlas de diversos tamaños, aunque si la idea es lavarla, tiene que entrar en la lavadora, por tanto un tamaño medio será lo ideal.

 

8# Guante de goma

Uno de los métodos más baratos, sencillos y eficaces, para quitar el pelo adherido a superficies de tela, es utilizar un guante de goma de fregar.

Especialmente para el pelo de los rascadores, suele funcionar muy bien.

Busca el típico guante de fregar, que en la zona de la palma tiene rugosidades para que enganche el pelo, y verás que se queda atrapado muy fácilmente.

Puedes potenciar su acción humedeciéndolo, pero dependiendo de la superficie, no suele ser necesario.

Aquí te dejo un vídeo de como quito con el guante los pelos que se quedan en la alfombrilla de mi ratón.

 

 

9# Rascadores de fundas

Los rascadores «de toda la vida» son una fuente inagotable de bacterias, células muertas y guarrerias varias, ya que se compone de tela de peluche sintético, grapada a una base de madera aglomerante.

Esto que significa, que si el gato vomita o hace pis, no sólo quedan restos en el peluche, por más que lo quieras limpiar, sino que encima cala al aglomerante, que lo chupa y se acaba engordando, creando moho y de todo.

Un rascador de fundas, dispone de un sistema por el cual el peluche, no va grapado a la madera aglomerante, sino que esta construido de forma que las bases son cunas, que puedes quitar o poner y otras alturas tienen hamacas, que igualmente se desenfundan.

Si utilizas rascadores de fundas, en vez de los modelos de madera aglomerada con tela de peluche grapada, notarás una gran mejoría en lo que a pelos en el ambiente se refiere.

Estos rascadores son los más higiénicos, ya que aparte de quitar el pelo de esas fundas,  por medio del guante o de cualquier otro artilugio, puedes directamente desenfundarlo, lavarlo en la lavadora y después pasarlo por la secadora.

Por tanto, no sólo son los mejores de cara al pelo, sino los más higiénicos en general.

Puedes encontrar muchos modelos de rascadores de fundas hoy en día. Los hay de diferentes calidades, pero cualquiera de ellos le da mil patadas a uno de peluche grapado.

Los más famosos entre criadores felinos son los de https://www.katzen-deko.com/de/ y los de https://shop.petfun.de/

Los de Petfun, son mis favoritos, de hecho tengo unos cuantos… Son estables, duraderos y sus fundas son de algodón, mucho mejores que las sintéticas de los rascadores de fundas más económicos.

 

10# Purificador de aire

Dependiendo del tipo de pelo de tu gato, sobre todo si es muy fino, gran parte queda suspendido en el aire, ya que pesa muy poco.

Un buen purificador elimina  partículas de todo tipo presentes en el aire, incluyendo ácaros, bacterias, virus, polen, mohos y lo más importante en este caso, el pelo y la caspa de los gatos.

Puedes encontrar infinidad de modelos en el mercado, pero yo tras probar varios te recomiendo un modelo de la marca Kayami.

Se trata de un purificador-ionizador, lo que significa que purifica por medio de un filtro HEPA  eliminando malos olores, bacterias, gérmenes e incluso virus, y  con los iones negativos, regenera el aire de las estancias.

La «gracia» que tiene este purificador, es que el filtro HEPA, está por debajo de otro filtro, que se extrae y se lava. Por tanto dura infinitamente más que cualquier otro purificador, al que hay que estar cambiando el filtro cada dos por tres.

Te aseguro que si aplicas todos estos consejos juntos, no va a encontrar un sólo pelo de gato en casa ni el CSI.

Si tener que hacer todo esto te parece un rollo, tengo un consejo especial para vagos y vagas.

Intenta que toda tu decoración, sea del color del pelo de tu gato, así aunque haya pelo, no se notará y por tanto no hará ninguna falta que te mates a limpiar.

Si te ha gustado ya sabes, dale a me gusta y comparte con tus amigos gateros y futuros gateros.

Si tienes cualquier duda, déjame un comentario y responderé encantada de la vida.

error: © Revolución Felina