Todo lo que necesitas saber, para elegir el arenero de tu gato

Todo lo que necesitas saber, para elegir el arenero de tu gato

Hoy te voy a hablar de los areneros para gatos, un tema que así de entrada, no parece muy apasionante, pero como gatero, seguro que te interesa.

Personalmente, tengo mucha experiencia como quita kakas y he usado para mis gatos, múltiples areneros de muy diversa forma, es por ello que quiero ayudarte a que encuentres el arenero perfecto para tu gato.

Lo primero es definir el nombre: en inglés se suele llamar, litter box o catbox  y en español, arenero, caja de arena o bandeja higiénica para gatos: yo voy a utilizar «arenero» para que «nos entendamos».

Reproductor de audio

 

Introducción a las evacuaciones felinas

El gato ha empezado a convivir con los humanos, en el interior de los hogares desde hace pocos años, en comparación con el perro. Pero sin embargo se ha adaptado mucho mejor a la vida urbanita, de ahí que en la actualidad sea considerada la mascota del futuro.

El tipo de arenero y la arena, dependerá mucho de las preferencias particulares de tu gato y de ti mismo y el ideal resultara del consenso entre los gustos del gato y los tuyos.

Para elegir el arenero y la arena perfecta, entre otras cosas debes tener en cuenta, como realizan sus evacuaciones los gatos en libertad, que es en la arena de la calle «tierra» normal y corriente o césped. De ahí por cierto, que la gente que tiene muchas plantas y varias jardineras en casa, suela tener problemas con el tema de que sus gatos decidan utilizarlas como arenero ¡y con toda la razón! ya que es lo que ellos llevan utilizando cientos de años. Para evitar esto, lo ideal es cubrir la parte de tierra de las maceta o jardineras, con piedras grandes. Eso evitará que el gato escarbe y orine en ellas.

El uso de la arena para gatos, fue un descubrimiento que cambió radicalmente el tipo de vida del gato en el interior de las casas, puedes ver la historia de la arena en el post  ¿Quién inventó la arena para gatos?

 

¿Cuál es el Kit básico de higiene felina?

Se compone del arenero, la arena y la pala para recoger los residuos.

Es importante que el arenero y la pala sean los adecuados al tipo de arena,  por eso primero hay que elegir la arena y después el arenero y la pala correspondiente.

Hasta que demos con la arena perfecta, lo mejor es utilizar un arenero de tipo bandeja abierta básico y una pala cualquiera, para después adquirir los utensilios definitivos.

 

Conceptos generales sobre el uso del arenero

 

Sobre las costumbres del uso del arenero por el gato, hay dos temas que debes entender.

  1. El gato no usa el arenero por hacerte feliz
  2. El gato no usa el arenero porque le haya enseñado nadie.

El gato usa el arenero «porque le gusta» porque lo prefiere a ir haciendo sus cosas por toda la casa. Es algo innato en ellos, un «instinto» algo que realizaban en la naturaleza en estado de libertad y que ahora en una vivienda, realizan igual solo que la arena, es la que nosotros les proporcionamos.

El instinto es una conducta inconsciente e innata, transmitida genéticamente entre los seres vivos de una misma especie y que les hace responder de igual forma, ante estímulos concretos.

Cómo en todo, hay otras opiniones al respecto, ya que también hay gente que opina que este tipo de comportamiento no es «innato» sino «adquirido» .

Mi opinión sobre esto, se basa en la observación y experiencia,  y es que el uso o no uso de la arena es algo claramente innato en cada gato y en ningún caso adquirido.

Esto es algo que se ve muy facilmente al tener una camada de gatitos en casa.

Cuando tienen aproximadamente un mes, y empiezan a ingerir alimento sólido, la madre deja de estimularles y «comerse» sus cosas, y comienzan a hacerlo por todas partes.

– Muchos de ellos van directos a la bandeja desde el primer momento, sin que nosotros les coloquemos en ella para nada.

– Otros tardan más en darse cuenta de «para qué sirve» pero sin nuestra ayuda, terminarían utilizándola exactamente igual.

Y no, no es algo que aprendan de su madre, las camadas que se crían solas sin madres, aprenden exactamente igual.

El que la utilicen más o menos rápido, depende de cada gatito en concreto, y no de nuestra manipulación o por imitación a los hábitos de su madre, por eso se llama por «instinto».

Otro tema es, que nosotros podamos utilizar diversas técnicas, para que ese aprendizaje innato sea más corto y rápido, pero no quita que sin estar nosotros encima, lo terminen haciendo igual o que si hay gatitos que son «de tardar más» por mucho que hagamos, tardarán.

 

¿Qué puntos clave debes conocer para elegir el arenero perfecto?

 

» El tipo de arena

Dependiendo de la arena, será mejor un arenero u otro.

Por ejemplo:

Los que vienen con doble rejilla para la criba de arena aglomerante, sólo valen para la aglomerante y sólo si es muy fina, ya que de otra forma se quedarían las piedrecitas atascadas y no lograrías cribar nada.

O también según el tipo de arena, dependiendo de las recomendaciones del fabricante, hay que llenar el arenero con una determinada altura. Por tanto, si quieres usar una arena que necesite mucha altura, tendrás que  elegir uno lo bastante alto, como para poder usar correctamente esa arena.

» Cuantos areneros necesitas

Si tienes un gato, lógicamente necesitarás mínimo 1. El problema surge cuando tienes más de un gato, ya que los etólogos felinos, recomiendan utilizar uno por gato + 1, es decir, si tienes 3 gatos, tendrías que utilizar 4 areneros. Uno para cada gato y uno extra.

Si disfrutas de la compañía de varios gatos y por tanto ya tienes varios areneros, lo ideal es separarlos lo más posible entre sí, para que dispongan de diversas opciones en cuanto a la zona que más les guste para usarlo.

» El tamaño y forma

Dependerá del tamaño de nuestro gato, debería poder girar dentro sin problema y no tener que utilizarlo con medio cuerpo fuera.

» Si tienes perros o niños pequeños

Para muchos perros las heces de gato son un manjar paradisíaco, por tanto si tenemos un perro con estas preferencias culinarias, debemos elegir un arenero en el que no pueda meter la cabeza con facilidad para extraer las deposiciones. En el caso de los niños pequeños, más de lo mismo.

Como es difícil encontrar un arenero a prueba de niños y perros, pero ya está todo inventado, existe un producto que se llama Door bubdy, que es sencillamente un tipo de sujeción que pones en la puerta, de forma que teniendo el arenero en una habitación, la apertura de la puerta sea tan pequeña que sólo el gato pueda entrar.

En el blog puedes ver un vídeo de cómo funciona.

https://www.thedoorbuddy.com/

 

» La edad de tu gato

Si es un cachorro, un gato senior o tiene algún problema físico que le impida moverse con normalidad.

En estos casos, lo ideal es que sea bajo de altura, independientemente de si es cerrado o abierto, ya que así le será más fácil acceder a el.

» Las costumbres que tenga

Los hay que les gusta escarbar mucho la arena, hasta el punto de sacar verdaderas montañas fuera.

También los hay que orinan en vertical, en vez de en horizontal, tanto machos como hembras, independientemente de si están castrados o no.

Para este tipo de gatos debes buscar el areneros siempre cubiertos, que tengan el borde más alto, y que cierren la junta de la tapa, de la forma más hermética posible. Aunque los ideales desde luego son los que tienen acceso desde arriba.

Si tu gato es de orinar de esta forma, lo notarás porque el pis se saldrá por la junta y llegará al suelo. Si utilizas un arenero descubierto, ya puedes imaginar como sería.

 

¿Dónde colocar el arenero?

Lo ideal es un lugar donde no haya mucho tránsito, que disponga de ventilación y no tenga demasiado acceso restringido para el gato.

Te voy a enumerar los 6  típicos lugares que elije casi todo el mundo,  indicando los pros y los contras de cada uno de ellos.

Estos son, la cocina, el tendedero, el dormitorio o salón, terraza preferiblemente cerrada, cuarto de baño, cuarto especial para él.

» Cocina

Pros:

  • Es una zona en la que no estás demasiado tiempo, en comparación por ejemplo al salón.
  • Al estar alicatada, da la sensación de que podrás limpiar mejor el entorno.

Contras:

  • Acceso restringido ocasional: Si estás cocinando y cierras la puerta, y sólo dispone de ese arenero, no podrá acceder en ese tiempo, y le obligarás a que busque otros lugares por casa para hacer sus cosas, y seguro que a ti, no te van a gustar.
  • Higiene: la cocina debería ser un lugar sagrado de higiene, y mezclar comida y partículas de heces o arena, no es nunca una buena idea.

» Tendedero

Pros:

  • A nivel de olores quedan ahí y no se distribuirán por la casa.
  • No queda feo en ningún rincón ya que es una zona poco transitada y está oculto a visitas.

Contras:

  • Al tender la ropa, puede quedar impregnada con partículas de deposiciones y si la arena es fina también impregnarla de polvo.
  • Al no estar atemperada con el resto de la casa, en verano hará mucho calor y en invierno mucho frio por lo que podría no ser cómodo para algunos gatos.
  • Si tienes la lavadora y la secadora en esa zona, el ruido podría molestar a tu gato y por eso no usar el arenero.

» Dormitorios o salón

Pros:

  • Será una zona atemperada con un trasiego medio y al gato le gustará estar en zonas donde estemos nosotros, pero sin mucho movimiento.
  • Cada vez que utilice el arenero vas a notarlo y limpiarás la arena rápido por la cuenta que te trae…

Contras:

  • Aunque limpies rápido la arena según la usa, eso no evita que disfrutes un buen rato del olor residual…
  • Salvo que metas en arenero en un mueble especial de ocultación, a mucha gente puede no parecerle estético, tener un arenero en su museo salón.

» Terraza cerrada

Pros:

  • Aunque haga frío y calor en verano, siempre que esté bien asegurada, te permitirá vivir libre de olores y el gato tendrá tranquilidad ya que es una zona de poco paso.

Contras:

  • No todo el mundo dispone de una terraza cerrada y además eso supone tener que poner una gatera a la puerta de acceso para no tener que dejarla siempre abierta y que entre frío en invierno.

» Cuarto de baño

Para mí el mejor sitio sin duda, es el cuarto de baño. Si nosotros vamos ahí a nuestras cosas ¿por qué no nuestro gato?

Pros:

  • A nadie le va a molestar si huele mal, ya que es el sitio lógico para ello.
  • Lo vas a tener a mano para lavarlo en la bañera.
  • Si utilizas arena que se pueda desechar en el wc, ya estás en el top de eficiencia en limpieza de areneros.

Contras:

  • Hay gente con baños muy pequeños, en los que no entra una bandeja de arena, ni si quiera abierta.
  • Si eres de cerrar la puerta y pasar mucho rato allí, ocurre como en la cocina, si tu gato necesita entrar y la puerta está cerrada, buscara otro sitio.

» Cuarto especial para él

Pros:

  • Esta opción si se dispone de espacio es también buena, puedes colocar ahí rascadores, la comida, el agua y el arenero.
  • Los cuencos de comida y agua, es mejor  colocarlos en algo alto, ya que de esta forma se mantiene mucho más limpia que en el suelo. Tu gato, no lo olvides, es un gato, puede subir perfectamente a una mesa y en caso de ser gatos geriátricos, con poner elementos que le faciliten la subida más que suficiente.

Contras:

  • Al no ser un sitio donde estés de forma habitual, no podrás controlar si tu gato «hace alguna cosa rara» en el arenero, por ejemplo, en casos de cistitis, se quedan mucho rato para solo unas gotas etc.
  • Puede que a tu gato no le guste estar lejos de dónde tu estés, y que por tanto no use ese arenero que a ti te ha parecido tan buena idea poner ahí.
  • No todo el mundo dispone de un cuarto exclusivo para el gato.

 

¿Qué modelo de arenero elegir?

 

En cuanto al formato general pueden ser:

» Descubiertos o abiertos

Es el arenero básico, una bandeja, que puede tener una altura de muy baja a bastante alta y suele incluir un reborde para evitar que la arena salga fuera y para sujetar bolsas de plástico para areneros, en caso de que se utilicen.

 

» Cubiertos o cerrados

Es una bandeja abierta, pero que tiene una tapa por encima que lo cubre, como si fuera una caseta. Para acceder a su interior puede tener una entrada delantera, con o sin puerta basculante  O una entrada por la parte superior.

 

Independientemente de si son abiertos o cerrados, se pueden encontrar en diversas formas, para su mejor adaptación al sitio donde quieras colocarlo.

  • Triangulares (esquineros).
  • Ovalados.
  • Redondos cubiertos.
  • Con formas, de gato o de otro tipo.

 

En cuanto a su facilidad de uso

» Autolavables o automáticos

Los únicos que de verdad se autolimpian son estos areneros que utilizan una falsa arena, y que requieren una toma de agua para instalarlos y aunque son mucho mas caros que los normales, a la larga es un ahorro para toda la vida http://www.catgenie.es/ 

El único problema es el tamaño y la instalación… bueno y que a tu gato no le asuste.

Hay otros también denominados automáticos, pero que en realidad lo que hacen es disponer de un mecanismo que nos facilita la criba de arena aglomerante.

Dependiendo del mecanismo del arenero automático, puede ser arena fina o de pellet, pero siempre aglomerante.

 

» Desechables

Estos areneros son geniales par viajar, especialmente si es en avión y si tienes que ir a un hotel con el gato.

Puedes encontrarlos abiertos o cerrados y de diferentes tipos de arena.

» Los que criban la arena

Tienen una bandeja que se utiliza como su fuera “un colador” Estos sólo son aptos para arena aglomerante y fina.

Ami personalmente no me gustan nada, son muy difíciles de limpiar bien y tampoco es que «cuelen» a la perfección la arena, ya que las bolas compactas con orina, se suelen romper fácilmente.

» Areneros con bandeja inferior extraíble

Hay areneros cubiertos, que en vez de tener que abrir la tapa por arriba, disponen de una bandeja inferior que abres y retiras más cómodamente los residuos.

» De exterior

Como su nombre indica, son areneros especiales para tener en fuera de casa, en un patio o jardín.

Estos areneros aguantan las inclemencias del exterior, ya que son impermeables y cubiertos de forma que no les entre agua.

» Entrenadores para usar el WC

Existen varias marcas, que comercializan adaptadores para enseñar a tu gato a utilizar el wc, que es el sueño de muchos gateros.

Seguro que recuerdas la película “Los padres de ella” donde el gato llamado “gafe” usaba la taza del baño sin problema.

El tema, es que requiere de cierta colaboración del gato, de mucha paciencia por tu parte y desde luego disponer de dos cuartos de baño y dejar uno sólo para el, al menos hasta que haya dominado el sistema a la perfección.

 

¿Qué complementos al arenero puedes elegir?

 

» Bolsas higiénicas para bandejas de arena.

Debido a que algunas arenas ensucian mucho la bandeja, se idearon este tipo de bolsas, que cubren el arenero de forma que, aparte de no ensuciarlo, facilita la extracción de toda la arena sucia, que queda en la bolsa y así puedes retirarlo todo fácilmente cuando haya que cambiarla por completo.

La idea es genial y si tu gato lo tolera bien, es decir, no se come el plástico ni lo escarba hasta pincharlo. Pero aunque la idea es buena, al menos en cuanto a mi experiencia se refiere, los gatos acaban haciendo agujeros con las uñas, por tanto a nivel de retirar toda la arena por completo necesitaras otra bolsa para envolver esa y que no se salga todo. En cuanto que se ensucie menos el arenero, siempre estará más limpio con la bolsa que sin ella, pero si esta agujereada tampoco es que cumpla su función al 100%.

» Filtros para areneros cerrados

Muchos areneros cubiertos, ya disponen en la zona superior, de un filtro de carbono para que los olores no salgan «tanto» del arenero, pero hay otros productos, como por ejemplo, los llamados «purificadores de aire» Magic Blue de Catit, que se pegan en la parte interior de la tapa del arenero y absorben mucho más el olor a amoniaco.

Puedes encontrarlo, por ejemplo en Amazon o en Zooplus.

 

» Alfombrillas para evitar la dispersión de arena.

Hay muchísimos tipos de alfombrillas, y ciertamente evitan que la arena se disperse.

El único problema es que hay que tener cuidado de que no se acumule demasiada arena en ellos, porque tu gato podría entender que la alfombrilla es una extensión más del arenero y realizar sus necesidades en ella.

Puedes encontrarlo, por ejemplo en Amazon o en Zooplus.

 

» Muebles para ocultar el arenero.

Puedes encontrarlo, también en Amazon o en Zooplus.

 

Otra opción es hacértelos tú mismo, modificando otro tipo de muebles.

En ikeahackers tienes un montón de ejemplos.

 

¿Cuál es la forma adecuada de lavar un arenero?

 

Tan importante es tener la arena limpia, como que lo esté el arenero.

Si un restregón de caca, se queda en una esquina más tiempo del imprescindible, por mucho que cambies la arena, si no lavas el arenero y lo quitas, estás montándole un chalet a las bacterias fecales, algo que no es bueno ni para tu gato ni para ti.

Sobre la limpieza del arenero, hay que tener cuidado con la información que ofrecen las tiendas. Cuando en algunos casos se indica “limpieza fácil” ten claro que se refiere a que “es fácil eliminar las heces y la orina de la arena” es decir, que quizás se abre bien por arriba, o que presenta características en ese sentido. Pero no se refiere a que te sea “fácil” limpiar el arenero en sí. Es decir, lavar la bandeja.

Por regla general, en cuanto limpieza, cuantos más accesorios, piezas sueltas y rebordes tenga un arenero, más trabajoso y engorroso será para ti lavarlo.

Dependiendo del tipo de arena que uses, el arenero se ensuciará más o menos.

Salvo con las arenas vegetales y las de papel, el resto suelen generar lo que yo llamo “el costrón” que es esa arena pegada al fondo del arenero, que hay que rascar con la pala y que está tan concentrada que se “come” literalmente, el plástico de la bandeja.

También tienes que tener en cuenta el tamaño. Si compras uno de esos areneros enormes y aparatosos, vas a tener que lavarlo de vez en cuando igualmente. Y no te engañes, eso no se hace bien con un trapo, necesita el mismo proceso de lavado que cualquier otro arenero. Así que más vale que te asegures de disponer de un sitio con espacio para lavarlo bien, o lo vas a tener muy complicado para que se mantenga correctamente limpio.

Por tanto, no hay un tiempo estándar para limpiarla, dependerá del uso que haga tu gato y del tipo de arena, aunque lo normal es que sea mínimo una vez al mes.

» ¿Qué diferencia hay entre limpiar y desinfectar?

La limpieza supone desincrustar mecánicamente, ya sea por medio de frotación por cepillo, estropajo o cualquier utensilio de ese tipo. Es decir, despegar la suciedad, emulsionarla y dispersarla para luego ser arrastrada por el aclarado.

Un arenero para gatos, va a tener principalmente restos orgánicos, heces y orina. La orina desprende un fuerte olor a amoniaco, por tanto los productos ideales son los que contrarresten ese tipo de aroma.

Lo ideal es tener una bañera tamaño normal o grande, donde podamos usar agua muy caliente y dejar desincrustando la suciedad con tranquilidad.

Los pasos básicos a seguir son:

Paso 1

Retirar la arena e intentar que no queden restos de ella en el arenero antes de lavarlo.

Esto es así, porque salvo que utilices arena biodegradable y 100% soluble, como de tofu de la que hablé en otro post, la cual no deja residuos en el arenero y esto no sería un problema. Con el resto de arenas, especialmente la bentonita, queda adherida por el efecto aglomerante al suelo del arenero y si caen esas partículas por el desagüe tenemos muchas posibilidades de atascarlo. No sólo no se va a deshacer sino que al aglomerar, hará tapón en las cañerías.

Si el arenero tiene muchos residuos pegados, lo que te comentaba antes, del “costrón” habría que despegarlos utilizando la pala, papel o cualquier cosa que lo arrastre, pero no «rascar» en la bañera.

Paso 2

Dejar en remojo. Si tiene aún material incrustado, que no se quita ni con la pala, nos facilitará mucho la labor eliminar los restos superfluos con agua muy caliente en la bañera y dejar reposar durante  5 o 10 minutos, podemos añadir detergente, vinagre, zumo de limón, o agua oxigenada, para eliminar todo eso por completo, antes de ponernos a frotar.

Paso 3

Una vez se ha despegado todo y es fácil arrastrarlo, hay que aclararlo y frotar con un estropajo, cepillo o similar y un detergente jabonoso.

Paso 4

Aclaramos el arenero con agua bien caliente y lo dejamos limpio de residuos.

Hasta aquí nos hemos limitado a “lavar”

Paso 5

Consiste en desinfectar, y para eso puedes dar una pasada más con lejía, o algún producto desinfectante bactericida, aunque o ideal para desinfectar en realidad es el vapor, mejor que cualquier producto químico.

Por mucho que frotes y la sumerjas en lejía, el arenero está compuesto por bordes y esquinas en los que queda suciedad y es difícil de arrastrar por medio manual, por lo complejo de su acceso.

Por eso lo mejor es usar una vaporeta de mano, tener una siempre en el baño donde limpies los areneros te va a facilitar mucho las cosas, ocupa muy poco, se calienta muy rápido, son bastante baratas y además puedes utilizarla para limpiar toda la casa.

El vapor es el mejor desinfectante del mundo, en cuanto a facilidad de uso e inocuidad a la salud y su eficacia es muy superior a otros limpiadores. En el caso de los areneros es especialmente importante utilizar el vapor ya que es lo que mejor mata los parásitos prootozoicos, por ejemplo Giardias y Coccidios.

El sistema es fácil, una vez que esté aclarado el arenero, vaporizas bien por toda su extensión,  insistiendo en las juntas y rebordes, te sorprenderá como aún salen restos.

Paso 6

Una vez el arenero esta lavado y desinfectado, lo ideal es rociarlo con algún producto encimático, que termine de eliminar en lo posible cualquier resto de amoniaco.

 

¿Por qué hay gatos que no usan correctamente el arenero?

 

Cuando un gato no utiliza correctamente su bandeja de arena, es decir, defeca o/y orina en otros sitios, siempre es por una de estas tres causas, que no le gusta algo, que tiene algún problema de salud físico o psicológico o porque sencillamente no está castrado y lo que hace es marcar.

» Que no le gusta algo.

Ya sea por el tipo de arenero, demasiado pequeño, o demasiado grande, porque tiene puerta o porque no la tiene, por el tipo de entrada, si es superior o frontal, por la la arena que utilizas, por el lugar donde esté situado o que sencillamente el arenero o la arena no esté lo bastante limpia para su gusto.

» Problemas de salud físicos.

De todo tipo, y no necesariamente relacionados con su sistema urinario. Cualquier pequeña alteración en tu gato, puede ser el desencadenante de que no utilice bien el arenero.

» Problemas de salud psicológicos, es decir, por estrés.

El estrés no tiene por qué tener que ver con el arenero o la arena, puede ser por otros factores ambientales, como por ejemplo, no disponer del suficiente enriquecimiento ambiental o algún cambio en su territorio que le haya causado malestar.

» Marcaje.

Hay que saber diferenciar, lo que es el marcaje territorial de gatos sin castrar, ya sean machos o hembras, pero sobre todo machos, de las micciones inadecuadas de cualquier gato, esté o no castrado.

El marcaje se debe a un comportamiento sexual, que puede ser con orina o heces y por machos o hembras. Lo más común es que lo hagan los machos enteros, es decir, sin castrar, pero muchas hembras no castradas, también marcan, incluso en spray y en vertical.

Cuando se habla de gatos castrados, es más bien una micción inadecuada y no el tipo de marcaje territorial de los gatos sin castrar, propiamente dicho.

El marcaje «de machos no castrados» es fácilmente identificable, ya que tiene un olor muy peculiar y diferente de la orina «normal».

Ese olor específico, no es sólo su orina concentrada, sino que también contiene potentes hormonas, feromonas y felinina, un aminoácido que es básicamente una señal de feromona diseñada para atraer a las hembras. La orina del gato macho sin castrar, está llena de testosterona, indicando a los machos cercanos que se mantengan alejados y dejando que las hembras sepan que hay un semental disponible cerca.

Lo suelen  realizar en spray, en vertical y con un contoneo típico, con el que dispersan aún más sus feromonas en el ambiente.

En inglés cuando se hace referencia al «marcaje» se llama «spraying cat».

 

¿Qué hacer si mi gato no usa el arenero?

 

Lo primero, descartar siempre problemas de salud.

Por tanto realizarle una revisión veterinaria completa y si todo esta ok, y con los cambios básicos que tu mismo realices no se soluciona, contactar con un etólogo felino, ya que posiblemente sea por estrés.

 

Resumen

 

  1. Elije primero la arena.
  2. Luego modelos de areneros adecuados para esa arena.
  3. Después, según el tamaño de tu gato, y sus necesidades por edad o hábitos propios, seleccionas el tamaño del arenero.
  4. Dependiendo de dónde vayas a lavar el arenero, busca que puedas desmontarlo para que lo hagas con facilidad.
  5. Decide dónde colocar el arenero, teniendo en cuenta el tipo de arena y el tamaño.
  6. Espera a ver si a tu gato le parece bien el arenero que has elegido. Si no le gusta, lo notarás en seguida…

Para contarme algo, expresar tu opinión o cualquier otra manifestación por tu parte, abajo tienes los comentarios.

»Si te ha gustado y crees que puede serle útil a alguien, no te cortes y comparte, los gatos te lo agradecerán.

error: © Revolución Felina