Como gatero, es muy posible que hayas visto alguna vez a tu gato, frente al cristal de la ventana, haciendo un ruido raro con la boca, y especialmente si el estímulo se genera por ver pájaros la otro lado.

Este sonido en concreto se llama Cacareo (chatter), y forma parte de las múltiples vocalizaciones de los felinos, entre las que también está, el ronroneo, el maullido, el bufido y un largo etc. hay aproximadamente 16 vocalizaciones diferentes que se han identificado en los gatos y probablemente más que están más allá de nuestro rango de audición humana.

Es uno de los sonidos más peculiares y que generan más curiosidad, por eso hoy, voy a hablarte sobre el. Si alguna vez te ha sorprendido o no te ha parecido normal, no te preocupes, es algo natural en todos los gatos, unos lo hacen más o menos que otros y te voy a contar qué es y por qué se cree que lo hacen.

 

¿Qué es el “cacareo” del gato?

Es un sonido que suena algo así como “ke-ke-ke-ke” (algunas personas aseguran que se parece al ruido que hace un delfín). En inglés se llama Chatter (chattering) y en español se suele traducir como cacareo, castañeteo o parloteo.

Es un sonido vibratorio, que realizan con la boca entreabierta y castañeteando los dientes.

El “cacareo” de un gato generalmente se hace cuando sus ojos ven una presa, especialmente pájaros, pero también insectos grandes, roedores, plumeros para jugar o incluso el puntero láser.

 

 

¿Por qué cacarea?

Hay varias teorías al respecto, pero los científicos no saben aún con certeza el “por qué”.

Frustración, emoción, intento de detección, instinto depredador o una técnica de caza, son las que se barajan como opciones posibles, o quizás una mezcla de todas o algunas de ellas.

En la mayoría de los gatos, el sonido está acompañado de otros comportamientos relacionados con la frustración y anticipación, por lo que se sospecha que ambas están relacionadas con el cacareo.

El “cacareo” generalmente comienza cuando un ave trina y aletea cerca de un gato. El gato se queda mirando fijamente al ave y tras un minuto comienza a “cacarear”. Su boca se puede llegar a mover en sincronía con el pico del ave.

 

✓  Frustración

Al observar lo que tu gato cataloga como “una presa”, se da cuenta de que “no puede cazarla” y ese sonido expresa su extrema irritación y frustración. Ya que no puede actuar como quisiera, es decir, cazándola, se desahoga realizando esos sonidos

de ahí que observar un ave se deben a la frustración de no poder llegar a la presa. Su gato puede estar desahogando su extrema irritación con el hecho de que no puede actuar como un cazador cuando su presa está muy cerca.

Al estar centrado en la presa, podría ser la oleada de adrenalina en anticipación de una caza que la desencadena.

 

✓  Emoción

Es posible que los ruidos del “cacareo” se deban estrictamente a la emoción.

Tu gato puede sentir tanta alegría y entusiasmo al ver una presa tan cerca, que no puede evitar realizar esas vocalizaciones especiales como respuesta al aumento de adrenalina.

 

 

✓  Intento de detección

Otra de las teorías, es que el “cacareo” se tenga que ver con la propia anatomía felina.  Cuando tu gato se queda con la boca abierta y parece que está “en pausa” es debido a un movimiento llamado “Respuesta de Flehmen” . Este movimiento facilita la transferencia de feromonas y otros aromas al órgano vomeronasal (u órgano de Jacobson) ubicado sobre el techo de la boca a través de un conducto que sale justo detrás de los dientes frontales de tu gato.

Cuando emite el “cacareo” podría estar moviendo el aire a través de estas glándulas para tener una mejor idea de su presa. Puede que esté diciendo “te veo, pero no puedo olerte” y eso le cause “desconcierto”.

 

Respuesta de Flehmen

 

 

✓  Instinto depredador

Los gatos son depredadores implacables, y su instinto de caza forma parte de ellos, de forma que jamás cesa, independientemente de la edad o la raza.

En la naturaleza, cuando un gato atrapa a una presa, menor es la probabilidad de que esta se “revuelva” y le ataque, si la mata rápidamente, por eso es fundamental para su integridad, que la presa muera sin causarle daños.

Para matarla eficazmente, el gato utiliza un tipo de movimiento especial de la mandíbula, que permite el deslizamiento de sus dientes caninos entre las vértebras de la presa, de forma que facilita cortar su médula espinal. Este movimiento se llama “mordisco letal”. El gato salta sobre su presa, la sujeta con sus fuertes garras delanteras y muerde la parte posterior del cuello, haciendo vibrar rápidamente su mandíbula con el “mordisco letal” asegurando así un rápido final en cualquier lucha.

Otra de las teorías, es que cuando los gatos “cacarean” es en realidad un comportamiento involuntario, de imitación al “mordisco letal”, utilizando los mismos músculos que usarían si mataran a la presa.

 

 

✓  Técnica de caza

Los científicos han observado a gatos imitando los gritos de los monos en la naturaleza. Esto ha llevado a la teoría, de que quizás los gatos “cacarean”, para engañar a los pájaros, de forma que estos crean que es otro pájaro y de esa forma no se sientan amenazados y puedan acercarse y cazarlos, sin que salgan huyendo.

Si esta teoría fuera cierta, demuestra además una inteligencia muy avanzada del gato aplicada a su capacidad depredadora.

 

¿Qué debes hacer si tu gato “cacarea”?

Ten en cuenta que algunos gatos lo hacen mucho, otros poco y algunos nunca, pero lo normal, es que tu gato lo haya hecho y lo hayas presenciado en algún momento.

Si tu gato “cacarea” frente a una ventana cerrada o abierta pero con un sistema de red/protección bien asegurado, no tendrás que preocuparte del tema. El problema es que tu gato “va a intentar cazar la presa” y si la ventana no es segura, hay muchas posibilidades de que sufra una caída, accidente o se extravíe, por acceder al exterior sin medidas de seguridad efectivas.

Algunos gatos “cacarean” frente a plumeros que manejamos nosotros, sobre todo los de palo largo y plumas que se agitan. Para no acrecentar su frustración, déjalo cogerlo de vez en cuando, así calmará sus ansias de caza ya que considerará que ha atrapado su presa.

error: © Revolución Felina