Cómo controlar el pelo de gato en casa [10 técnicas efectivas]

Cómo controlar el pelo de gato en casa [10 técnicas efectivas]

Como gatero, no me cabe duda de que te habrán pasado estas 3 cosas.

  1. Lavarte la cara por la mañana y que al secarte con la toalla, se te llenen los ojos del pelo de tu gato.
  2. Ir a secarte las manos con un trapo de cocina y acabar con ellas llenas de pelo.
  3. Terminar de aspirar y fregar toda la casa y que en 5 minutos empiecen a circular bolas de pelo como si fueran matojos de películas del oeste.

Controlar la cantidad de pelo de tu gato deja en su entorno, es decir en casa, puede llegar a parecer imposible. Especialmente cuando entramos en época de muda, es decir, en ciudades como Madrid, de mayo a octubre…. que es prácticamente la mitad del año.

Aunque no nos engañemos, el gato, al igual que nosotros, pierde pelo todo el año, solo que en época de muda, mucho más.

En este post te voy a contar las 10 técnicas más efectivas, probadas por mi personalmente, para que el pelo de tu gato, esté solo pegado a su cuerpo y no cubriendo toda la casa.

 

// Si no quieres leer, puedes escuchar el audio

AudioBip la comunidad para los podcasters.

 

1# Eliminar la mayor cantidad posible de pelo muerto en el gato

Al igual que cuando te pasas la mano por la cabeza, no debería caer ningún cabello o pocos, en tu gato ocurre lo mismo.

Todo ese pelo muerto, que te llevas con la mano solo de acariciarlo, no debería estar en el gato. Eso siempre es síntoma de que necesita más cepillado.

Todos los gatos necesitan ser cepillados a menudo por dos motivos de peso:

  1. Cuanto menos pelo muerto tenga sobre su cuerpo, menos tragara al acicalarse y menos vomitará bolas de pelo.
  2. Cuanto menos pelo deje por la casa, menos limpias.

Seguro que estarás pensando ¿vas a hablar del famoso furminator? pues ese tipo de cepillo, se lleva el pelo muerto y el no muerto, por tanto si lo que quieres es eliminar pelo de tu gato, desde luego es una buena opción, de la que ya te hablaré largo y tendido en otro post. Pero si lo que quieres es eliminar sólo el pelo muerto y mantener perfecto el resto, te recomiendo mejor otras opciones.

Dependiendo del tipo de pelo de tu gato, ya sea corto o largo o de su textura, fina o dura, te funcionarán mejor unos cepillos que otros.

Tienes cientos de ofertas en el mercado, pero ante la duda te recomiendo probar a comprar unos kits para higiene felina, donde se incluyen los artículos más básicos que deberías tener.

Además vienen en un práctico envase protector, de forma que queda guardado todo junto y a la vez sirve como cubo de basura momentáneo mientras cepillas a tu gato.

En el kit para pelo corto, se incluye:

  • Un peine fino, que elimina el pelo suelto y previene los nudos, al llegar con facilidad a la base del pelo.
  • Una carda de metal, que elimina la caspa y desenreda los nudos.
  • Una carda de nylon, que desenreda suavemente y alisa el pelo.
  • Un cepillo de goma, que elimina el pelo suelto.
  • Un corta uñas especial para gatos.

En el kit para pelo largo, se incluye:

  • Un peine con púas giratorias, que desenreda la capa superior e inferior del pelaje sin tirar del pelo ni dañar la piel.
  • Una carda de metal, que elimina enredos y residuos en la piel y el pelo.
  • Un corta nudos, para los enredos y nudos que están apretados y no puedes deshacerse.
  • Un cepillo con cerdas de metal y puntas redondeadas, que airea el pelo y lo deja pomposo y desenredado.
  • Un cortauñas especial para gatos.

 

 

Si eres constante en las sesiones de grooming, sin duda solo con eso notarás una buena disminución de pelo en el ambiente.

 

2# Utiliza sofás de polipiel

Como gatero, elegir el sofá más adecuado teniendo gatos, es una tarea complicada.

En muchas ocasiones, el sofá termina con fundas o con colchas por encima, de forma que se pueden ir cambiando y lavando.

En base a mi experiencia, después de haber tirado a la basura más de 4 sofás, te recomiendo encarecidamente los de polipiel.

Aunque tu gato pueda pinchar accidentalmente el sofá, al jugar sobre o que lo utilice directamente para afilarse las uñas. Siempre va a ser mejor solución que cualquiera de cualquier otra tela.

La polipiel, es decir, piel sintética, tiene muchas características que lo hacen ideales para la vida con gatos.

  • La primera desde luego que el pelo no se adhiere, por tanto podremos tumbarnos sin riesgo a quedarnos con la espalda llena de pelos.
  • La segunda su fácil limpieza, ya que al ser imitación, y no piel, podemos limpiarla con productos más agresivos. Si se tratara de un sofá de piel auténtica, tendríamos que tener mucho más cuidado con el.
  • La tercera es que, si total vas a terminar poniendo fundas, al ser la polipiel lavable, si tu gato hace, pis o vomita, no calará con tanta facilidad a la espuma que lleva por dentro. Cosa que con uno de cualquier otra tela, te aseguro que termina calando, por mucha colcha que pongas por encima.

 

Mi recomendación es que compres un sofá de polipiel que se desenfunde por completo a un fabricante de sofás.

Una de las tiendas más famosas entre gateros para comprar sofás es, www.ventadecolchones.com ya que al ser fabricantes, puedes pedir on line la parte dañada, si tu gato se ha afilado las uñas en alguna zona concreta y no es necesario tirar el sofá entero.

O directamente si quieres cambiar toda la funda por otro modelo o tipo de tela, lo encargas por internet, te llega a casa y sofá nuevo fácil y rápido.

Dispone de muchos modelos de sofás y de tipos de telas y colores, así que seguro que habrá alguno que te guste.

Fabricante de sofás on line

 

3# Telas anti pelos

Hay varios tipos de telas que repelen el pelo, pero las más famosas en España son las que comercializa Twenty Cast.

Disponen de diversos artículos con esa tela anti pelos, cunas para gatos, fundas de sofás, y su artículo estrella que es la ropa de cama.

Yo personalmente tengo varias fundas nórdicas con esa tela, desde hace más de 6 años, están como nuevas, y no pierden para nada sus propiedades con los lavados o el tiempo.

El pelo no se queda enganchado a esta tela, es como si fuera la superficie de una mesa, por tanto si tu gato deja pelo encima, la sacudes y listo, ni un sólo pelo en la cama.

Twentycats telas anti pelos

 

4# Esponja

Para quitar los pelos de la ropa, mientras se lava en la lavadora, un viejo truco es meter una esponja, que durante el lavado hará que gran cantidad de pelos se queden enganchados en ella.

Lo habrás comprobado también cuando te duchas, como tus propios pelos quedan enganchados en la esponja, pues en la lavadora igual.

Eso sí, esponja tiene que ser sintética, vamos las de toda la vida, de poliuretano y poliéster. Con las naturales no da buenos resultados.

 

5# Aspirador

Cuando barres, aunque sea con un cepillo de goma, gran parte de los pelos quedan flotando en el aire para posarse de nuevo otra vez. Esto solo se evita si el pelo es aspirado.

Hay tres tipos de aspiradores que puedes usar.

// Aspirador para el gato

Si has leído bien, aspirar directamente a tu gato.

Hay diferentes tipos de adaptadores que al añadir a tu aspirador, que aspiran su pelo mientras lo cepillas y también unos de mano especiales.

Esto tiene la gran ventaja de que conseguirás eliminar una gran cantidad de pelo rápidamente, sin que vuelva a flotar en el ambiente.

El gran inconveniente es que como a tu gato no le guste el ruido, cosa bastante probable, no vas a poder utilizar este sistema.

 

 

// Aspiradora escoba

Esto es una aspiradora pero con menos potencia de succión.

Si no tienes demasiados pelos en casa, o para mantenimiento ocasional, puede ser una buena opción, ya que son mucho más baratos que un aspirador como dios manda, y además bastante más cómodos.

La que yo uso como mantenimiento, es la AEG CX7 Flexibility Animal.

No tiene bolsa ni cable, y con una autonomía de más o menos 20 minutos, te da para dar una buena pasada a toda la casa.

Además tiene la opción de extraer un aspirador de mano de su estructura, con un cabezal ideal para aspirar los rascadores y los rincones a los que no puedas acceder de otra manera.

 

// Aspiradora

Una buena aspiradora, es sin duda, el mejor aliado del gatero.

Al igual que con la aspiradora escoba, lo ideal es que busques un modelo especial para animales, ya que dispondrá de accesorios específicos para la eliminación de pelo.

Uno de los más famosos es Dyson Animal pro.

Tienes diferentes modelos, tanto de trineo como sin cables.

Sobre las aspiradoras tipo roomba, yo al menos no las recomiendo para gatos.

Muchos gateros la tienen, pero no me gustan por 2 motivos.

  1. No me queda claro como afectaría a su funcionamiento el que aspirara un vómito de bola de pelo.
  2. En ocasiones hay gatos a los que les ha enganchado la cola accidentalmente, causándole lesiones.

Por tanto puede ser una buena opción, pero con mucho ojo.

 

Una aspiradora menos conocida, pero también usada por muchos gateros es la Kobold de Worerk, quizás te sonará porque es la marca de la famosa Termomix.

Este es el aspirador que uso actualmente, la Kobold VK 136, es una versión más antigua que la que aparece ahora en la web. Es sin duda, la mejor que he tenido jamás con diferencia.

Si te interesa una buena aspiradora de verdad, te dejo aquí el enlace.

Kobold de Worwerk

 

6# Secadora

Especialmente para las toallas, trapos de cocina y ropa de cama, una secadora es la solución ideal.

Gracias a que durante el secado todas las partículas quedan enganchadas a los filtros, la mayoría del pelo de tu gato quedará atrapado en esos filtros y se soltará de la ropa.

Si no quieres gastar mucha luz, puedes tender la ropa y cuando ya esté casi seca, pero aún ligeramente húmeda, la metes en la secadora 10 minutos y con eso suele salir la mayor parte del pelo.

Lo más importante es que busques una que tenga doble filtro, es decir, que no tenga solo el de la parte de abajo. Las de doble filtro, tienen el tambor ciego, ya que el filtro va precisamente ahí, por eso las del tambor de cristal directamente ni las miraría.

La mía es una Míele, pero cualquiera con doble filtro te hará ser un gatero feliz.

En estas fotos podrás ver todo el pelo que es capaz de sacar. Imagina si no tuviera secadora… es imposible separarlo de la tela tan fácilmente, ni con guante ni con ningún otro invento.

 

7# Alfombras lavables

Si te gustan las grandes alfombras, vas a necesitar un aspirador, de los muy buenos, y bastante tiempo para dedicarte a aspirar.

Pero si no te quieres complicar, lo mejor es no tener alfombras, o utilizar las que puedas lavar en la lavadora e incluso meter en la secadora.

Las mejores son las de las habitaciones infantiles, donde podrás encontrar muchos modelos lavables.

Básicamente suelen ser de algodón, tipo «jarapa», sintéticas tipo «alfombrilla de baño» o imitación a pelo.

Puedes encontrarlas de diversos tamaños, aunque si la idea es lavarla, tiene que entrar en la lavadora, por tanto un tamaño medio será lo ideal.

 

8# Guante de goma

Uno de los métodos más baratos, sencillos y eficaces, para quitar el pelo adherido a superficies de tela, es utilizar un guante de goma de fregar.

Especialmente para el pelo de los rascadores, suele funcionar muy bien.

Busca el típico guante de fregar, que en la zona de la palma tiene rugosidades para que enganche el pelo, y verás que se queda atrapado muy fácilmente.

Puedes potenciar su acción humedeciéndolo, pero dependiendo de la superficie, no suele ser necesario.

Aquí te dejo un vídeo de como quito con el guante los pelos que se quedan en la alfombrilla de mi ratón.

 

 

9# Rascadores de fundas

Los rascadores «de toda la vida» son una fuente inagotable de bacterias, células muertas y guarrerias varias, ya que se compone de tela de peluche sintético, grapada a una base de madera aglomerante.

Esto que significa, que si el gato vomita o hace pis, no sólo quedan restos en el peluche, por más que lo quieras limpiar, sino que encima cala al aglomerante, que lo chupa y se acaba engordando, creando moho y de todo.

Un rascador de fundas, dispone de un sistema por el cual el peluche, no va grapado a la madera aglomerante, sino que esta construido de forma que las bases son cunas, que puedes quitar o poner y otras alturas tienen hamacas, que igualmente se desenfundan.

Si utilizas rascadores de fundas, en vez de los modelos de madera aglomerada con tela de peluche grapada, notarás una gran mejoría en lo que a pelos en el ambiente se refiere.

Estos rascadores son los más higiénicos, ya que aparte de quitar el pelo de esas fundas,  por medio del guante o de cualquier otro artilugio, puedes directamente desenfundarlo, lavarlo en la lavadora y después pasarlo por la secadora.

Por tanto, no sólo son los mejores de cara al pelo, sino los más higiénicos en general.

Puedes encontrar muchos modelos de rascadores de fundas hoy en día. Los hay de diferentes calidades, pero cualquiera de ellos le da mil patadas a uno de peluche grapado.

Los más famosos entre criadores felinos son los de https://www.katzen-deko.com/de/ y los de https://shop.petfun.de/

Los de Petfun, son mis favoritos, de hecho tengo unos cuantos… Son estables, duraderos y sus fundas son de algodón, mucho mejores que las sintéticas de los rascadores de fundas más económicos.

 

10# Purificador de aire

Dependiendo del tipo de pelo de tu gato, sobre todo si es muy fino, gran parte queda suspendido en el aire, ya que pesa muy poco.

Un buen purificador elimina  partículas de todo tipo presentes en el aire, incluyendo ácaros, bacterias, virus, polen, mohos y lo más importante en este caso, el pelo y la caspa de los gatos.

Puedes encontrar infinidad de modelos en el mercado, pero yo tras probar varios te recomiendo un modelo de la marca Kayami.

Se trata de un purificador-ionizador, lo que significa que purifica por medio de un filtro HEPA  eliminando malos olores, bacterias, gérmenes e incluso virus, y  con los iones negativos, regenera el aire de las estancias.

La «gracia» que tiene este purificador, es que el filtro HEPA, está por debajo de otro filtro, que se extrae y se lava. Por tanto dura infinitamente más que cualquier otro purificador, al que hay que estar cambiando el filtro cada dos por tres.

Te aseguro que si aplicas todos estos consejos juntos, no va a encontrar un sólo pelo de gato en casa ni el CSI.

Si tener que hacer todo esto te parece un rollo, tengo un consejo especial para vagos y vagas.

Intenta que toda tu decoración, sea del color del pelo de tu gato, así aunque haya pelo, no se notará y por tanto no hará ninguna falta que te mates a limpiar.

Si te ha gustado ya sabes, dale a me gusta y comparte con tus amigos gateros y futuros gateros.

Si tienes cualquier duda, déjame un comentario y responderé encantada de la vida.

¿Quieres conocer mi truco para saber si una planta es tóxica o no para gatos?

¿Quieres conocer mi truco para saber si una planta es tóxica o no para gatos?

Como gatero o futuro gatero, sabes que una de tus responsabilidades, es ofrecerle a tu gato un hogar seguro. 

Uno de los puntos que afectan a la seguridad, es la intoxicación por plantas, ya sean estas de interior o exterior.

Salvo que además de gatero, seas un crack de la jardinería, es muy posible que como yo, no conozcas el nombre, más que de cuatro o cinto plantas… rosal, tulipán, flor de pascua, aloe vera, geranios y poco más. Y aún así, seguro que no conoces su nombre en latín.

Es por eso, que suele suponer un problema el identificar esas plantas que ya tienes, o que estás pensando en tener.

La cosa suele ir así.

  • De pronto entra un gato en tu vida, tienes que realizar muchos cambios en casa para adaptarla, ventanas, cables sueltos, etc.. y llegamos a las plantas.
  • Entras en Internet y ves que hay decenas de listados de plantas tóxicas para gatos, algunos con fotos.
  • Si ya tienes plantas y no sabes su nombre científico, es difícil que sepas si se incluyen en alguno de los listados de plantas tóxicas, ya que incluso teniendo fotos, muchas son súper parecidas.

 

 

¿Cómo de tóxicas pueden llegar a ser las plantas?

Si estás pensando, que esto es muy complicado, que seguro que tu gato no se las va a comer y que total a las malas,  no pasa nada porque mordisquee unas plantitas, te cuento un poco por encima, los síntomas que se pueden presentar en caso de ingestión o tan sólo por contacto, y el potencial de toxicidad que tienen algunas plantas.

# Síntomas.

  1. Ataxia (pérdida de la coordinación).
  2. Cianosis (coloración azulada de la piel, por falta de oxígeno en sangre).
  3. Conjuntivitis al contacto con los ojos.
  4. Convulsiones.
  5. Debilidad.
  6. Depresión
  7. Diarrea.
  8. Dificultad para deglutir.
  9. Dificultad para respirar.
  10. Dilatación de las pupilas.
  11. Dolor abdominal.
  12. Hinchazón de cuello.
  13. Hinchazón de esófago, estómago e intestinos.
  14. Hinchazón en la cara.
  15. Hipoglucemia (bajos niveles de azúcar).
  16. Muerte.
  17. Muerte por asfixia.
  18. Parálisis de la lengua.
  19. Picor intenso en la cara.
  20. Pulso débil.
  21. Ritmo cardíaco bajo.
  22. Salivación excesiva.
  23. Somnolencia.
  24. Temblores.
  25. Vómitos.

# Potencial de toxicidad.

El potencial de toxicidad de las plantas podría dividirse básicamente en 4 tipos.

  • Tipo 1: Contienen toxinas activas, que pueden causar cuadros graves de toxicidad.
  • Tipo 2: Contienen cristales insolubles de oxalato de calcio, que sobre las membranas mucosas pueden generar inflamación y quemaduras.
  • Tipo 3: Contienen sales solubles de oxalato (potásico o sódico). Pueden producir  daño renal, hipocalcemia y daño a órganos blandos por la precipitación del oxalato de calcio.
  • Tipo 4: Contienen toxinas de diverso tipo, que principalmente general irritación intestinal y dermatitis de contacto.

 

¿Cuál es mi truco?

Existen una serie de aplicaciones para el móvil, que con tan solo hacer una foto a la planta que tengas en casa, o sacar una foto, de una foto de una planta, la identifica y te indica el nombre en latín, de forma que puedas buscarlo en los listados disponibles.

Tras haber probado varias, PictureThis, es la que mejor me ha funcionado, aunque te invito a que utilices varias y veas con cual te manejas mejor.

¿Como puedes saber si las plantas que tienes son tóxicas o no para tu gato?

# Instalación.

Instalas en tu móvil la aplicación PictureThis.

# Foto.

Le haces una foto a la planta de la que quieres averiguar el nombre en latín.

# Comparas con las tres opciones disponibles.

La aplicación te dará tres opciones de plantas, si hay varias que se parecen. Si es muy evidente que es una concreta, te la indicará directamente.

# Seleccionas la que consideras es más parecida a la planta que tienes.

La aplicación te permite ver diferentes fotos de una misma planta.

# Anotas su nombre en latín.

Una vez tienes claro, cuál es tu planta, accedes a sus características y entre otros datos, verás su nombre en latín.

# Localizas en el listado.

Después buscas ese nombre en los listados que tienes aquí abajo.

Por ejemplo en este caso se llama Hyacinthoides nom-scripta.

# Investigas sobre la planta.

Una vez que sabes si pertenece a las plantas tóxicas o no, ya puedes buscar en Google más información sobre la planta en concreto, para averiguar, en caso de que sea tóxica, que tipo de problemas puede acarrear.

En este caso:

  • La Bluebell (Hyacinthoides non-scripta) es una planta nativa de bosques y setos y ampliamente cultivada; florece de abril a junio.
  • Todas las partes de estas plantas contienen «tijeras» que son glucósidos cardíacos similares en estructura a los de las  (Digitalis species).
  • En gatos, presenta signos gastrointestinales. El tratamiento es sintomático y de apoyo.

 

Listado de plantas TÓXICAS para gatos.

Plantas TÓXICAS para gatos

  1. Acacia
  2. Aconitum napellus
  3. Actaea spicata
  4. Aechmea fasciata
  5. Aesculus hippocastanum
  6. Agapanthus
  7. Aglaonema crispum
  8. Agrostemma githago
  9. Allamanda cathartica
  10. Allium cepa
  11. Aloe vera
  12. Amaranthus spp
  13. Amaryllis belladona
  14. Ammi majus
  15. Anagallis arvensis
  16. Andromeda polifofia
  17. Anemone rannunculoides
  18. Antirrhinum
  19. Aquilegia vulgaris
  20. Arnica montana
  21. Artemisia schmidtiana
  22. Astragalus
  23. Atropa belladona
  24. Brunfelsia spp
  25. Buxus sempervirens
  26. Caladium hortulanum
  27. Chamaedorea elegans
  28. Chelidonium majus
  29. Chenopodium album
  30. Cicuta virosa
  31. Cineraria
  32. Clematis Clivia miniata
  33. Codiaeum variegatum
  34. Coffea
  35. Colchicum autumnale
  36. Conium maculatum
  37. Consolida regalis
  38. Convallaria majalis
  39. Cornus
  40. Corydalis intermedia
  41. Corydalis solida
  42. Crocus sativus
  43. Cyclamen
  44. Cypripedium calceolus
  45. Cytisus scoparious
  46. Daphne mezereum
  47. Datura Delphinium
  48. Dianthus
  49. Dicentra
  50. Dictamus albus
  51. Dieffenbachia
  52. Digitalis purpurea
  53. Dracaena spp
  54. Echium vulgare
  55. Epipremnum pinnatum
  56. Equisetum arvense
  57. Erica cinerea
  58. Eriobotrya japonica
  59. Euinymus europaeus
  60. Euphorbia cyparissias
  61. Euphorbia esula
  62. Euphorbia helioscopica
  63. Euphorbia peplus
  64. Euphorbia pulcherrima
  65. Ficus benjamina
  66. Ficus elastica
  67. Ficus macleilandi
  68. Fritillaria meleagris
  69. Galanthus nivalis
  70. Genista tinctoria
  71. Gerbera x cantabrigensis
  72. Ginkgo biloba
  73. Glechoma hederacea
  74. Gloriosa
  75. Hyacinthoides nom-scripta
  76. Hedera helix
  77. Helleborus niger
  78. Hepatica nobilis
  79. Hibiscus
  80. Homalomena wallisii
  81. Humulus lupulus
  82. Hyacinthus orientalis
  83. Hydrangea macrophylla
  84. Hyoscyamus niger
  85. Hypericum maculatum
  86. Hypericum perforatum
  87. Ilex aquifolium
  88. Impatiens
  89. Ipomea tricolor
  90. Iris pseudacorus
  91. Juglans nigra
  92. Kalanchoe spp
  93. Kalmia latifolia
  94. Laburnum anygroides
  95. Lathyrus maritimus
  96. Lathyrus odoratus
  97. Ledum palustre
  98. Leonurus cardiaca
  99. Lilium tigrinum
  100. Linaria vulgaris
  101. Linum usitatissimun
  102. Lobelia
  103. Lonicera caerulea
  104. Lonicera tatarica
  105. Lotus corniculatus
  106. Lupinus polyphyllus
  107. Maianthemum bifolium
  108. Melitotus spp
  109. Mercurialis perennis
  110. Mirabilis jalapa
  111. Monstera deliciosa
  112. Nandina domestica
  113. Nephrolepis falcata
  114. Narcissus
  115. Nerium oleander
  116. Nicandra physalodes
  117. Nicotiana
  118. Ornithogalum umbellatum
  119. Oxalis
  120. Oxytropis spp
  121. Pachypodium lamerii
  122. Paeonia
  123. Papaver orientale
  124. Papaver rhoeas
  125. Papaver somniferum
  126. Paris quadrifolia
  127. Parthenocissus quiquefolia
  128. Persea americana
  129. Phacelia campanularia
  130. Phalaris arundinacea
  131. Philodendron spp
  132. Physalis peruviana
  133. Phytolaca americana
  134. Polygonatum multiflorum
  135. Polygonatum odoratum
  136. Pteridium aquilinum
  137. Pulsatilla vulgaris
  138. Ranunculus bulbosus
  139. Rhamnus cathartica
  140. Rhapis excelsa
  141. Rheum rhaponticum
  142. Rhododendron
  143. Ricinus communis
  144. Rudbeckia laciniata
  145. Rumex acetosella
  146. Sambucus racemosa
  147. Sanguinaria canadensis
  148. Sedum
  149. Shymphoricarpos albous
  150. Solanum dulcamara
  151. Solanum melongena
  152. Solanum nigrum
  153. Solanum pseudocapsicum
  154. Solanum tuberosum
  155. Spathiphyllum
  156. Strelitzia regirae
  157. Symphytum officinale
  158. Tanacetum vulgare
  159. Taxus baccata
  160. Tribulus spp
  161. Trifolium hybridum
  162. Trifolium pratense
  163. Trifolium repens
  164. Tulipa
  165. Urtica
  166. Veratrum viride
  167. Veratum nigrum
  168. Viburnum opulus
  169. Vinca minor
  170. Wisteria

Listado de plantas NO TÓXICAS, para gatos.

Plantas NO TÓXICAS para gatos

  1. Achillea millefolium
  2. Anthemis nobilis
  3. Anthiriscus cerefolium
  4. Antirrhinum majus
  5. Artemisa dracunculus
  6. Asparagus densiflorum
  7. Begonia Buddleia davidii
  8. Calendula officinalis
  9. Chlorophytum
  10. Coleus blumei
  11. Coriandrum sativum
  12. Cosmos
  13. Heliotropium
  14. Hyssopus officinalis
  15. Lavandula angustifolia
  16. Lechuga
  17. Lithops
  18. Maranta
  19. Melissa officinalis
  20. Mentha x piperita
  21. Mimosa pudica
  22. Nepeta cataria
  23. Nepeta grandiflora
  24. Nepeta racemosa
  25. Ocimun Nepeta x faassenii
  26. Origanum majorana
  27. Orquídeas
  28. Petunia
  29. Plecthranthus australis
  30. Portulaca spp
  31. Rosa
  32. Rosmarinus officinalis
  33. Saintpaulia
  34. Schlumbergera spp
  35. Tagetes
  36. Tradescantia albiflora
  37. Viola
  38. Zinnia

¿Que hago si alguna de las plantas que tengo es tóxica?

Si la planta que tienes es tóxica, se la regalas a alguien sin gatos, o la sitúas en casa en un lugar al que el gato no tenga acceso.

Los gatos no son de comer plantas en general, salvo las de tipo Nepeta cataria (el catnit) pero debido a su juventud o al aburrimiento, algunos terminan mordisqueando todo lo que pillan.

Por seguridad es mejor no tener ese tipo de plantas.

¿Las plantas artificiales son más seguras?

OJO con esto, porque si les da por mordisquear las de plástico, y tragan trozos, podrían asfixiarse o padecer alguna obstrucción.

Así que, al igual que las plantas «reales», las «artificiales» también pueden suponer un problema, dependiendo de las aficiones de tu gato.

¿Dónde puedo encontrar más listados de plantas tóxicas y no tóxicas?

Te recomiendo estos dos, pero tienes cientos de opciones en Internet.

¿Qué recomiendan los veterinarios sobre las intoxicaciones de plantas en gatos?

Si te ha gustado y crees que puede ayudar a otros gateros, ya sabes…. ¡comparte sin miedo!

Muchos miaus!!

Microchip de identificación en gatos ¿es realmente tan necesario?

Microchip de identificación en gatos ¿es realmente tan necesario?

Si acabas de hacerte cargo de un gato,  por medio de una protectora, un criador o una tienda, siempre tendrá (o debería) tener ya implantado el microchip. Pero puede darse la circunstancia de que tú mismo hayas recogido de la calle un gato o te lo haya cedido/regalado un particular. En ese caso es muy posible que tu gato no tenga microchip y tengas que decidir en si es o no necesario.

Según estudios de la Fundación Affinity ,solamente el 4% de los gatos recogidos por las protectoras, estaban identificados, puedes ver una infografía de los datos del 2017 aquí.

Muchos gateros, siguen sin entender la importancia del microchip y por eso en este post te voy a explicar

  • Qué es el microchip.
  • Para qué sirve.
  • Qué tienes que hacer para ponérselo.
  • Por qué es, en mi opinión “imprescindible” que tu gato lo tenga.

 

 

¿Qué es el microchip?

En pocas palabras, es un modo de identificación para tu gato, en el que se utiliza un implante subcutáneo, también llamado » transponder» o «transpondedor».

En dicho implante, figura un número único, que se asocia a una base de datos donde figuran tus datos de contacto.

 

¿Qué beneficios tiene para tu gato?

  • Lo más importante es la facilidad con la que podrías recuperar a tu gato en caso de que se perdiera o fuera robado.
  • Si se diera el caso, de que tu gato  muriera mientras está extraviado, sino tiene microchip, nunca sabrás que fue de él. Al tenerlo, los servicios de recogida te avisarían.
  • También puedes utlizarlo para las “puertas gateras” o “comederos electrónicos”, que funcionan como si se tratara de un escáner lector, que al detectar el microchip de tu gato, hace que la gatera, o el cuenco de comida, se abra.
  • Además, algo muy importante, es que el “dueño legal” del gato, es a nombre de quien esté puesto el microchip. Esto es fundamental, especialmente en caso de robo o separación, de cara a la disputa por su propiedad.
  • En caso de tener que desplazarte. Para viajar fuera de tu propio país, es obligatorio que tenga tanto microchip, como pasaporte y si viajas con el gato a una Comunidad Autónoma, donde es obligatorio, tendría que estar identificado también. Así que, como no sabes si esa circunstancia puede darse o no, mejor tenerlo puesto antes y así no tendrás problemas.

¿Cómo es el microchip?

La mayoría de los implantes de microchip contienen tres elementos:

  1. Un “chip’ o circuito.
  2. Un inductor de bobina.
  3. Un condensador.

El microchip, es un dispositivo electrónico (RFID pasivo), encapsulado en biocristal, biocristal marcado con ácido o cristal con una capa de polipropileno, más o menos del tamaño de un grano de arroz, en el que se encuentra previamente grabado un número único e inalterable, que identifica al gato como si de un DNI se tratara.

El microchip está preinsertado en un inyector estéril de un solo uso (su propio aplicador) y con una ristra de etiquetas identificativas con el número del microchip y el código de barras que lleva grabado en su interior.

Es indoloro e invisible, además es permanente y no puede ser extraído, alterado o destruido.

¿Cómo funciona un microchip?

Al pasar el lector (escáner) este emite ondas de radio de baja frecuencia sobre el gato, de forma totalmente indolora para él, y cuándo es localizado, el chip se “activa”, utilizando la energía del escáner, (técnica de inducción).

El microchip devuelve la onda de radio detectada y escáner interpreta la señal convirtiendo los datos binarios en datos decimales de forma se pueden leerse por medio de  un código en la pantalla de cristal líquido del lector.

 

¿Qué tipos de microchip puedo encontrar?

Puedes encontrar básicamente, tres tipos de microchips.

  1. Térmicos: 2,12 mm  x 13,00 mm
  2. Normales: 2,00 mm x 12,00 mm.
  3. Pequeños:1,40 x 10,30 mm. o de 1,40 y 8,50 mm.

 

# Térmicos

Los microchip térmicos, suponen una ventaja extra, especialmente para los gatos, que por lo general se estresan mucho con la toma de temperatura rectal.

Este tipo de microchip tiene un biosensor de temperatura integrado, lo que permite leer simultáneamente la temperatura de forma rápida y no invasiva, y además el número de identificación de tu gato. Es especialmente útil, en caso de la monitorización de la temperatura durante una cirugía y en las hospitalizaciones, ya que cualquier cambio de temperatura, es detectado de forma instantánea.

Este microchip, mide la temperatura subcutánea del gato, que es diferente de la temperatura rectal, pero en condiciones normales, la diferencia suele ser inferior a ± 0,75ºC.

El lugar de implantación donde mayor correlación existe con la temperatura rectal es el espacio interescapular, por eso estos microchips es mejor no ponerlos en el lado izquierdo del cuello, sino en el centro. Hay que esperar 48 horas tras la implantación para que la detección de temperatura sea fiable.

Biotherm®, es el único microchip térmico comercializado en nuestro país.

Si utilizas este microchip, ten en cuenta que cualquier lector de microchips del mercado puede leerlo, pero sólo lectores especiales para este tipo de microchip, podrán indicar la temperatura.

Aquí puedes ver un vídeo sobre los microchips térmicos.

Y aquí puedes encontrar más información:  Biotherm

# Normales

Estos son microchips, de tamaño «normal» digamos que ni pequeños ni grandes. Son los más usados en las clínicas mixtas (perros, gatos y animales exóticos).

# Pequeños

Estos son ideales para gatos, ya que por su tamaño son los menos traumáticos a la hora de insertarlos.

En España podemos encontrar dos modelos.

  • Lifechip petite de Urano Vet, ver pdf de información aquí.
  • Felixcan nimi, ver pdf de información aquí.

 

 

¿Qué características tiene el número de microchip?

El microchip que elijas para tu gato, debe cumplir con la norma ISO.

El Comité Internacional de Registro Animal (International Comittee for Animal Recording, ICAR) es un organismo responsable, entre otras cosas del cumplimiento de los productos de RFID con la norma ISO 11784/85.

  • Todos los microchips que cumplen con la norma ISO, contienen sólo 15 números, sin letras.
  • Los 3 primeros dígitos del código significan el identificador del fabricante. Normalmente comienzan con el número 9
  • Si el primer dígito del código comienza con un número distinto al 9, representa el código de país del microchip.
  • Si por algún motivo, tu gato tiene un microchip no ISO, deberás tener su propio lector para poder identificarlo.

 

¿El microchip supone algún riesgo para la salud de mi gato?

En realidad se considera que no, ya que los riesgos son mínimos y los beneficios sobrepasan con creces los riesgos.

Básicamente serían:

La migración potencial del chip a otra ubicación.

Para prevenir la migración, el microchip una vez identificado por el organismo, forma una capa de proteína alrededor adhiriéndose permanentemente a este.

Aun suponiendo que el microchip migrara, normalmente es al hombro o al codo, y no tienen por qué suponer ningún problema.

Desarrollo de tumores en el sitio de la inyección.

Los gatos son de por sí, propensos a fibrosarcomas por inyecciones subcutáneas, de ahí que se hayan realizado diversos estudios sobre la sospecha de incidencia de tumores malignos en la zona de implantación debidos al microchip.

Pero hasta la fecha, los casos son extremadamente raros y poco numerosos.

Reacciones inflamatorias.

En algunos casos puede ocurrir, que la zona se inflame durante un tiempo.

Es algo poco probable y que ocurre en contadas ocasiones.

Fallo del microchip

Esto es también muy raro que ocurra. Los microchip están preparados para funcionar sin problema una media de 25 años y se reportan muy pocos casos de mal funcionamiento.

 

¿Por qué debería ponerle el microchip a mi gato si no sale de casa?

Has llegado a la pregunta del millón…

Porque SÍ sale de casa, una cosa es que no lo tengas «suelto», algo nada recomendable, (además de ilegal) y otra que des por sentado que tu gato no sale de casa.

Aunque solo sea para ir al veterinario, el gato sale y puede perderse.

Además siempre cabe la posibilidad de que ocurran accidentes, en los que quizás no has pensado, que den lugar a que el gato salga de casa.

  • Catástrofes varias: Incendios, terremotos, inundaciones etc: si sucede cualquiera de esas cosas en casa, tanto si tú estás y lo dejas libre para que pueda huir como si entran los bomberos, el gato saldrá y en caso de no tener microchip te va a ser muy, pero que muy difícil, por no decir imposible, volver a localizarlo.
  • Accidentes de coche: si tienes un accidente de coche con el gato dentro, al ir al veterinario o en cualquier otro desplazamiento, es fácil que el transportín se rompa, especialmente si no está colocado en lugar seguro dentro del habitáculo del coche (el lugar más adecuado, es en el suelo, tras los asientos delanteros). Si tu gato en plena carretera, sale corriendo, sin chip.. puede perderse o que le atropelle un coche, con suma facilidad.
  • Visitas en casa: si das una comida cena etc., tus invitados no estarán tan pendientes de la seguridad de tu gato, en cuanto a cierre y apertura de puertas. Es muy común en gente no gatera, quedarse plantada delante de la puerta abierta de casa hablando….
  • Asistentas: las asistentas son el depredador número 1 del gato doméstico. Hay de todo, obviamente, pero en general, un gato nunca es bienvenido por las asistentas, que ven incrementado su trabajo x3, entre pelos, arena etc. y encima tener que tener cuidado de no dejarse la puerta abierta, no poder ventilar a lo loco, con las ventanas abiertas de par en par, cuidado con los productos químicos al fregar etc. Un asistenta descuidada, puede dejar puertas y ventanas abiertas con suma facilidad y que tu gato salga de casa.
  • Mudanzas: un poco lo mismo, en el momento en el que el gato se encuentra en un entorno con gente no acostumbrada a gatos, que abren y cierran puertas y ventanas sin control, hay un riesgo muy elevado de que tu gato se pierda.
  • Vacaciones: si te ausentas de casa, largas temporadas de tiempo seguidas, ya sea por trabajo o de vacaciones (más de dos semanas) podrías plantearte el llevar a tu gato contigo, pero ojo, el lugar donde vayas, sea hotel, apartamento, casa de familiares etc, tendrá que tener las mismas medidas de seguridad que tiene tu casa, de forma que evites que tu gato acceda al exterior, y por tanto pueda perderse. Es muy normal, que no encuentres un lugar lo suficientemente seguro para tu gato y si no tienes mucho cuidado, se extravíe.

 

¿Es obligatorio que mi gato esté identificado por medio del microchip?

La normativa en cuanto a identificación, se rige en España por las Comunidades Autónomas.

En la actualidad es obligatorio en:

  • Andalucía.
  • Cantabria.
  • Cataluña.
  • Galicia.
  • Madrid.

En el resto, es recomendable.

En las que es obligatorio, hay que implantarlo antes de los 3 meses de vida o en su defecto, al mes de hacerte cargo de un gato que no lo tiene.

También es obligatorio en algunas situaciones, por ejemplo:

  • En caso de viajar en avión, tanto si es al extranjero como dentro de España. Es obligatorio que tenga tanto microchip como pasaporte.
  • Si vacunamos al gato de la rabia, ya sea porque queremos o porque es obligatorio en esa Comunidad Autónoma, es impresdincible tanto el microchip como el pasaporte.

 

¿Cuáles son las bases de datos de microchips?

Existen diferentes tipos:

  1. Por Comunidad Autónoma.
  2. Nacionales.
  3. Internacionales.

 

Por comunidad autónoma

Andalucía: Registro RAIA
Web: http://www.raia.es
Aragón: Registro RIACA
Web: http://www.riaca.org/
Asturias: Registro RIAPA
Web: http://www.colegioveterinarios.net
Comunidad Valenciana: Registro RIVIA
Web: http://www.rivia.org/
Islas Canarias: Registro ZOOCAN
Web: http://www.zoocan.net
Cantabria: Registro RACIC
Web: http://racic.cantabria.es/racic/
Castilla la Mancha: Registro SIIA
Web: http://www.siiaclm.org
Castilla y León: Registro SIACYL
Web http://www.siacyl.org
Cataluña: Registro AIAC
Web: http://www.veterinaris.cat/
Ceuta: Registro SIACE
Web: http://www.siace.org
Estremadura: Registro RIACE
Web: http://www.riace.es/
Galicia: Registro REGIAC
Web: https://regiac.xunta.gal
Islas Baleares: Registro RIACIB
Web: http://www.covib.org/
La Rioja: Registro RIAC
Web: http://www.larioja.org/riac
Madrid: Registro RIAC
Web: www.riacmadrid.org
Melilla: Registro SIAMEL
Web: http://www.siamel.org/
Murcia: Registro SIAMU
Web: http://www.siamu.org
Navarra: Registro COVETNAPET
Web: http://www.covetnapet.covetna.org/iframes/quees.asp
País Vasco: Registro REGIA
Web: http://www.nekanet.net/censocanino/default.asp

Nacionales

Registro REIAC
Web: http://www.reiac.es/

Internacionales

Registro EUROPETNET
Web: http://www.europetnet.com/
Registro PETMAXX
Web: http://www.petmaxx.com/

 

¿Qué datos van unidos al número de chip?

Cada base de datos, funciona de forma independiente y puede solicitar, a la hora de registrarlo, una información u otra, pero básicamente en todas funciona más o menos así.

Los datos que puedes consultar, dentro de cada base de datos son:

  • Relativos al «estado o situación» del gato.
  • Datos del gato.
  • Datos e información, de contacto del propietario.
  • Datos del veterinario que lo ha implantado.

 

# Estado o situación en la base de datos

  • En qué base de datos figura registrado y en qué fecha fue implantado el microchip.
  • Situación del gato (activo, desaparecido, fallecido)
  • Fecha de actualización.

# Datos sobre el gato

  • Código identificador: (el número de microchip)
  • Pasaporte: (el número de pasaporte)
  • Fecha de nacimiento: (dd/mm/aa)
  • Especie: (en este caso, felina)
  • Sexo:
  • Raza:
  • Nombre:
  • Aptitud: (compañía, cría)
  • Dirección de la mascota: (donde resida el gato)

# Datos del propietario

  • Nombre y apellidos:
  • Dirección:(del propietario, que puede ser diferente a la del gato)
  • Teléfono: (da opción a poner 3)
  • Email: (da opción a poner 1)

 

¿Qué tengo que hacer si quiero que mi gato esté identificado con un microchip?

Solo el veterinario puede poner y registrar el microchip, y solamente los veterinarios autorizados a ello.

Puedes ver un listado de Veterinarios autorizados en la base de datos de microchip de cada Comunidad Autónoma.

Mi recomendación es que primero decidas que tipo de microchip quieres poner a tu gato, si de tamaño normal, mini o término y en base a eso llames a los veterinarios de tu zona para ver cuál dispone del tipo de microchip que has elegido (no todos utilizan los tres tipos) o si tienes un veterinario favorito, que no tiene el microchip que quieres, solicitar que lo pida para ti.

Una vez que has encontrado al veterinario que lo tiene, pides hora y vas con tu gato y su cartilla de vacunación o pasaporte, no es necesaria ninguna preparación previa, ni estar en ayunas ni nada de nada, ya que es un pinchazo subcutáneo, que si el veterinario tiene la habilidad necesaria, el gato ni se va a enterar.

Una vez le ha introducido el microchip, en el lado izquierdo del cuello, o en el central, pasará el lector para asegurarse de que está activo y todo correcto.

En la cartilla o pasaporte, indicará en qué zona ha colocado el microchip.

Después tendrás que rellenar un documento con tus datos y firmarlo.

Con ese documento y esos datos el veterinario lo inscribirá en la Base de datos que corresponda.

En este vídeo, puedes ver cómo se coloca el microchip a un gato.

¿Ponerle el microchip es doloroso?

El microchip es un procedimiento rápido y relativamente indoloro, parecido a la molestia que pueda sentir el gato al  ponerle una vacuna.

El que sea más o menos doloroso o molesto, depende de varios factores:

  • El tamaño del microchip: cuanto más grande sea el microchip, más grande es también el aplicador y por tanto mayor la incisión.
  • La habilidad del veterinario: esto es fundamental, un veterinario experto y con una técnica segura y firme, se lo colocará rápidamente sin que apenas se dé cuenta.
  • La edad de tu gato: cuanto más joven sea el gato, más fina es su piel y más fácil será colocarlo.
  • Si el gato está esterilizado o no: especialmente los machos no castrados, por motivos hormonales tienen la piel «más dura» que un gato castrado, y por eso en esos casos puede costar más la maniobra para introducirlo.

Lo normal es que se ponga sin anestesia, pero en algunos casos el veterinario puede decidir utilizar una crema anestésica tópica en la zona de inoculación o si va a realizar alguna cirugía, por ejemplo la esterilización, aprovechar ese momento para ponerle el microchip, cuando esté bajo anestesia.

 

¿Qué documentación me entregarán una vez esté insertado el microchip?

Tarjeta de identificación.

Dependiendo de la Comunidad Autónoma, podría llegarte por correo ordinario una tarjeta de identificación con los datos de tu gato en el registro.

En Madrid por ejemplo, no te envían nada, sencillamente el veterinario te dará una tarjeta roja donde se pega el código de barras del microchip.

Aquí puedes ver una de las tarjetas que de darán en Madrid y una que te envían por correo, si resides en Castilla y León.

Chapa de identificación

En Cataluña, aparte de la tarjeta con sus datos, te envían una placa con un código QR, de forma que con cualquier móvil, puedan conocer el número de chip y buscarlo en la base de datos.

 

En Madrid, también te dan una chapita, igual de cutre que la tarjeta.

 

¿Cuánto cuesta poner un microchip?

Depende del veterinario, el tipo de microchip y de la Comunidad Autónoma, pero ronda de media los 30 euros.

Poner el microchip implica pagar por:

  • El microchip en sí
  • La maniobra de insertarlo
  • La gestión de darlo de alta en la base de datos correspondiente

Eso sí, esta gestión sólo se realiza una vez en la vida.

 

¿Cómo funciona el microchip en caso de que tu gato se pierda?

Como ya has visto, tus datos van unidos al código que va grabado dentro del microchip del gato, por tanto si lo recoge la policía local, una protectora, o cualquier persona que lo lleve a un veterinario, al pasar el  lector de microchip y con ese número, acceder a la base de datos, te localizarían para que pudieras recuperarlo.

Si el gato fuera encontrado en otra comunidad autónoma, su microchip no aparecerá como dado de alta en la base de datos de esa comunidad, pero por medio de REIAC, que es la base de datos Nacional, sólo con el número de microchip, ya se podría conocer, dónde está registrado y tus datos de contacto.

En algunas bases de datos, por ejemplo en Madrid, tienen un apartado llamado Declaración de Extravío de Animal, desde el cuál, cambias el estado y aparece como DESAPARECIDO. Es importante que si tu gato se pierde, realices esta gestión y cambies el estado, ya que de no ser así y tu gato es encontrado, sería considerado ABANDONADO.

Artículo 4, definiciones.

Punto 4. Animales abandonados: se considera animal de compañía abandonado todo aquel que pudiendo estar o no identificado de su origen o propietario, circule por la vía pública sin acompañamiento de persona alguna y del cual no se haya denunciado su pérdida o sustracción, o aquel que no sea retirado del centro de recogida por su propietario o persona autorizada en los plazos establecidos en esta Ley.

Punto 5. Animales perdidos o extraviados: aquellos animales de compañía que, estando identificados o bien sin identificar, vagan sin destino y sin control, siempre que sus propietarios o poseedores hayan comunicado el extravío o perdida de los mismos. En caso de animales identificados, deberá haberse comunicado la pérdida al Registro de Identificación de Animales de Compañía de la Comunidad de Madrid.

Si se considera ABANDONADO, obviamente te multarían por abandono, que supone una infracción denominada «muy grave» que conlleva una multa de 9.001 euros a 45.000 euros.

¿Existen opciones al microchip?

El microchip es sin duda la mejor opción y no hay nada que pueda sustituirlo, lo que sí puedes es utilizar otros métodos para «potenciar» su localización, pero siempre serán por medio de un collar, lo cual no suele ser muy recomendable en gatos, salvo para situaciones puntuales, por ejemplo, si vas ha realizar algún viaje.

Los collares pueden producir ahogamientos, si el gato queda enganchando en algo, y en caso de ser «antiahogamiento» se podrán soltar y seguirás en las mismas de cara a identificarlo.

¿Y eso del tatuaje en la oreja?  Era un método ya obsoleto, que consistía  en marcar en las caras internas de las orejas con un código de números y letras, con tinta negra. Este método era muy doloroso, por lo que era necesario realizarlo bajo anestesia general.

Las actuales opciones al microchip serían, distintos dispositivos colgados a un collar o arnés.

  • Chapas con código QR
  • Placas de RFID (radiofrecuencia): por ejemplo estas.
  • Colgantes con GPS: por ejemplo este.
  • Colgante de identificación con cápsula de almacenamiento, por ejemplo esta.
  • Chapita de toda la vida, con nombre y teléfono escrito: por ejemplo esta.

 

Resumen

El microchip, además de recomendable sí o sí para tu gato, es un dispositivo de identificación obligatorio por Ley en varias Comunidades Autónomas en España y seguramente en el futuro, en todas.

No supone prácticamente ningún riesgo de salud para tu gato, ni el ponerlo ni el llevarlo y los pros como puedes ver, compensan con mucho los contras, que básicamente sólo hay uno, que hay que ir al veterinario para ponerlo y pagar. El resto, todo ventajas.

El tipo de microchip que recomiendo para gatos, es el térmico o los minis.

Así que si aún te lo estás pensando, no esperes a que pase algo y tengas que arrepentirte.

  • Si te ha gustado, no te cortes y comparte.
  • Para añadir algo, quejarte o cualquier manifestación por tu parte, ya sabes, deja tu comentario sin ningún pudor.
  • Si quieres imprimir la entrada, descargarla en PDF o enviarla a algún amigo, aquí abajo tienes unos botones para ello.

besos mil

¿Sabes quién inventó la arena para gatos?

¿Sabes quién inventó la arena para gatos?

Como amante de los felinos, sabes que la arena se encuentra entre los elementos indispensables que todo gato necesita. Aunque hoy dispones en el mercado de un sinfín de tipos de arena, con formas, composición, y características para todos los gustos, hace apenas 70 años, la arena para gatos, tal como la conocemos ahora, era un sueño impensable. Hasta 1947, la gente dejaba a sus gatos salir fuera a hacer sus necesidades, y cuando el clima era tan malo que el gato no quería salir, improvisaban areneros con tierra de la calle o ceniza (hollín). Ten en cuenta que en aquel entonces, no se esterilizaban los gatos como ahora y por tanto, no hablamos ya sólo de eliminaciones normales, sino de marcaje de machos y hembras, que aún hoy, si tenemos la suerte de que un gato que marca utilice el arenero, desde luego las propiedades que debería tener una arena para absorber ese olor, serían milagrosas.

Imagina lo que sería el día a día con gatos en esas condiciones y con hollín en lugar de arena ….

Descubriendo una necesidad

Era ser una vez, en Cassopolis, Michigan, (EE.UU) vivía un joven llamado H. Edward Lowe que trabajaba en la empresa de materiales de construcción de su padre, Un frío día de enero en 1947, su vecina, la Señora Draper, una gatera de la época, le pidió ayuda. Tenía un montón de arena en su propio patio, que utilizaba para rellenar la bandeja de arena de su gato. Como estaba congelada le pidió a Lowe si podía darle arena de su patio para que la usaran sus gatos, ya que debido al mal tiempo, no querían salir a hacer sus necesidades fuera. Lowe intentó contentar a su vecina, pero su pila de arena estaba totalmente congelada por el frío y le fue imposible extraerla. En vez de darse por vencido, pensó que quizás unos minerales de arcilla, llamados Fuller’s Earth (gránulos de arcilla secados al horno) que su familia vendía para absorber grasa y aceite en talleres mecánicos y fábricas, la ayudarían ya que sabía que eran capaces de absorber su peso en agua.

Tras probar esa nueva arena, la Señora Draper quedó encantada, ya que se absorbía rápidamente y concentraba menor el olor a amoniaco,  por lo que le pidió más.

Monetizando una idea

En vista del éxito con su vecina, Lowe decidió vender la arcilla, la empaquetó en bolsas de 5 libras y la llamó «Kitty Litter». Acudió a una tienda de mascotas local con intención de venderla a 69 centavos. El dueño de la tienda se negó, explicándole que no se vendería porque la arena de la calle era mucho más barata. Lowe insistió y le dijo que la regalara gratis hasta que la gente estuviera dispuesta a pagarla.

Kitty Litter fue un éxito y Lowe recorrió el país vendiendo Kitty Litter. Incluso limpió cajas en exposiciones de gatos para poder demostrar su producto.

Creando un imperio

Una vez validada la idea, con gran aceptación por los amantes de los gatos, fundó «Edward Lowe Industries» y creó «Tidy Cat cat box filler» en 1964. En 1990, «Edward Lowe Industries» se convirtió en el principal productor de arena para gatos del país. En los últimos años de Lowe’s, decidió que la mejor manera para que su negocio continuara después de su muerte era entregarle la empresa a un equipo de administración financiado por capitalistas de riesgo de Nueva York y Chicago. La venta se realizó en 1990, y la compañía pasó a llamarse «Golden Cat Corporation» Lowe se mantuvo como accionista y director. La venta fue estimada por The New York Times en  200 millones de dólares. Después de su muerte, «Golden Cat Corporation» fue vendida a «Ralston Purina».

 

 

 

Hoy en día, aunque la competencia y la diversidad en marcas de arena es abrumadora, Kitty Litter sigue disponible y podemos disfrutar de ella en todo el mundo.

Nacimiento de un nuevo concepto de vida con gatos

El descubrimiento de la arena para gatos, hizo posible que pudieran vivir exclusivamente en el interior de las viviendas, lo que mejoró considerablemente tanto nuestra relación con los gatos como la esperanza y calidad de vida de éstos. Al no tener obligatoriamente que salir al exterior, evitaban los innumerables peligros que allí les aguardan (contagio de enfermedades, atropellos, accidentes por caídas, delincuentes maltratadores de animales, etc)

Como gatera, cuando limpio los areneros de mis gatos, doy gracias al Señor Lowe´s y la Señora Draper, ya que gracias a ellos, podemos disfrutar de una vida con gatos con un nivel de higiene impensable hace apenas 70 años.

Enlaces recomendados

Historia completa de Kitty Litter Historia de Kitty Litter en cómic

Espero que te haya gustado, de ser así agradeceré eternamente un Me gusta de corazón, y si alguna vez has utilizado la arena Kitty Litter o quieres comentar cualquier cosa sobre el apasionante mundo de quitar cacas y pises felinos, te invito a que participes en la comunidad de Revolución Felina dejando un comentario.

error: © Revolución Felina